Tori no Ichi, el festival de la prosperidad

Tori no Ichi (酉の市) es una festividad japonesa que tiene lugar en noviembre, durante los “días del gallo” del calendario chino. Este festival shintoísta viene llevándose a cabo desde el periodo Edo, y se celebra para orar por la buena salud, la suerte, la prosperidad, y en especial para darle la bienvenida al año nuevo.

El festival Tori no Ichi es uno de esos tantos eventos que anuncian la llegada de fin de año. Es una celebración muy alegre en donde las calles se llenan de esa maravillosa atmósfera de feria tradicional. Este festival tiene lugar durante los “días del gallo” del calendario chino. El día del gallo llega cada 12 días durante el mes de noviembre, por lo tanto este festival puede celebrarse de 2 o hasta 3 veces en el mismo mes.

Foto: Yoshikazu TAKADA

La celebración se hace en varios santuarios, pero la más popular tiene lugar en el Ōtori Jinja, un santuario ubicado en el famoso distrito de Asakusa, donde van muchísimas personas a disfrutar de las ferias y los rituales típicos de la festividad. Durante el Tori no Ichi las calles que rodean los santuarios se llenan de puestos de comida callejera y principalmente tiendas donde venden los “Kumade”, unos amuletos bastante grandes que son característicos de este festival.

Kumade – Foto: Happy Come

El kumade (mano de oso) es todo un símbolo de prosperidad. Se trata de un rastrillo camuflado con distintos amuletos japoneses para la buena suerte. Hay de muchos tipos; algunos repletos de caligrafías, figuras, máscaras, flores, estatuas de los siete dioses de la fortuna, amuletos como el Maneki Neko, el muñeco Daruma y demás objetos que son considerados como símbolos de la suerte y la riqueza. Principalmente las personas que tienen algún negocio suelen comprar un kumade para atraer la riqueza a su empresa en el año entrante.

Foto: Yoshikazu TAKADA

La compra del kumade es todo un ritual. Se dice que es mejor comprar un kumade más grande y caro que el del año anterior, para tener más fortuna y éxito en los negocios. Cuando alguien compra un kumade, el vendedor llama la atención de las personas que están al rededor y comienza a aplaudir rítmicamente, felicitando la compra de un buen símbolo de prosperidad.

 

¿Que te ha parecido esta festividad?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *