Aprendiendo japonés: La importancia de animarse a hablar

Cuando estudiamos un idioma, una de las primeras metas es poder llegar a hablarlo fluidamente. Pero muchos estudiantes, especialmente los autodidactas suelen preguntarse cómo se debe practicar conversación en japonés, y llegar a hacerlo de manera fluida. Sin embargo, la duda más grande no es “como”, sino “cuando”. ¿Cuándo debería intentarlo? Es la duda de muchos autodidactas que por obvias razones no tienen a ningún nativo cerca para practicar conversación. Si también te hiciste esta pregunta, significa que esperas mejorar tu nivel en el idioma y empezar a comunicarte, poniendo en palabras todo lo que hasta ahora solo viste en libros de texto.

hablar-japones-japon
Jóvenes charlando en el parque Maruyama, en Kioto – Foto de: Japanexperterna

En una escuela de japonés quizás hay más oportunidad de practicar, pero cuando uno es su propio maestro es difícil encontrar gente para charlar. El “cuando” comenzar, lo elige uno. Yo comencé a charlar en japonés con nativos sin estar preparado en absoluto. Ni siquiera había terminado la mitad del Minna no Nihongo, y por ende no sabía decir más que “はい” (Si) “いいえ” (No) 分かりました (Entendido) そうですか (¿Ah sí?) entre otras expresiones que iba aprendiendo del manual.

Y como podrás imaginarte, las primeras conversaciones se me daban tan mal, que los pobres nativos hablaban prácticamente solos. Esto aunque parezca frustrante, es bueno. Porque te animará a querer aprender más y a poder mejorar tu nivel en conversación para poder comunicarte mejor con tu amigo japonés. La timidez y la falta de confianza en tu nivel también pueden hacer que aunque sepas bien la gramática, a la hora de la conversación no te salgan las palabras. Pero si eres constante, es algo que se logra. Yo nunca deje de intentarlo, porque realmente quería poder comunicarme fluidamente y sin tener que pensar demasiado las palabras a medida que iba hablando. Y como se que también quieres hablar y poder poner en práctica lo que estudias, voy a destacar algunos tips que me sirvieron a mí como autodidacta para mejorar mi nivel y poder expresarme de manera más fluida.

El acento

 Simplemente, copia a los japoneses. Presta intención a como hablan, ya sea personalmente, en las noticias, en películas, anime o cualquier otro medio. Ya sabemos que el japonés no tiene acentos, pero si prestamos un poco de atención, podemos notar que tienen su tono especial a la hora de hablar. Copia ese tono e incorpóralo en tus conversaciones. Que no te de vergüenza, al contrario ¡Te elogiaran!,  porque no hay mejor cosa que hablar un idioma de la misma forma que un nativo. Y si recién empiezas a hacer tus intentos en la conversación, mejor aún. Cuanto antes absorbas el “acento” mejor sonará tu japonés a medida que avanzas en el estudio. Observa la tonada japonesa y trata de hablar de la misma forma.

Usa expresiones para crear intervalos

Si bien puede que para una autopresentación o para habar de cosas muy básicas te salgan todas las frases naturalmente, ten en cuenta que algún día tendrás que hablar con tus amigos nativos de temas distintos o complejos. Cuando hables de esos temas, a veces tendrás que armar un poco las frases en tu cabeza antes de decirlas. Para darte unos segundos antes de contestar algo usa expresiones como “あのう… えっと…”.  Fíjate también como lo hacen ellos cuando piensan por un momento lo que van a decir. Esto aunque parezca así de simple, puede resultarte útil para pensar bien lo que quieres decir, y así darte un momento para armar las frases en tu cabeza.

Pierde el miedo a equivocarte

Muchas veces puede pasar que quieras decir una frase, usar cierta expresión o decir algo en especial, pero evitas hacerlo por temor a que no sea correcto, o a que no lo digas bien. Lo mejor es que lo hagas sin miedo, no quedaras en vergüenza. Y si crees que estás diciendo algo mal, pregúntalo y te ayudarán a mejorarlo. En el Japonés, la mejor forma de aprender es equivocándote y tomando en cuenta eso mismo para no hacerlo mal de nuevo. Como dice el sabio proverbio, “Shippai ha seikou no haha de aru“: ¡Es fracaso es la madre éxito!.

No te limites a los nativos

Si bien hablando con japoneses con frecuencia hará que logres avanzar en tu nivel de conversación, no dejes de practicar con cualquier otra persona que también esté estudiando japonés. Mi primeras conversaciones no fueron con japoneses, sino con estudiantes chinos, taiwaneses y coreanos que tenían un nivel muy alto en japonés, y gracias a ellos también pude aprender muchísimo. Habla con cualquier persona que sepa japonés, te aseguro que de cada uno aprenderás algo interesante.

Aprovecha la tecnología

Si no tienes con quien charlar en japonés en tu país, puedes buscar gente en distintas webs de intercambio de idiomas, o bien en las mismas redes sociales. Puedes invitar a esas personas a charlar mediante Skype o la plataforma que más te guste. Eso sí, ¡no te limites al chat!, anímate a charlar por llamada de voz aunque sea un poco y cada vez verás cómo vas avanzando.

Estudia vocabulario y utilízalo en las charlas

Memorizar vocabulario no es fácil, lleva tiempo y para absorberlo hay que tener constancia. Sin embargo, si apuntas el vocabulario y lo usas en las conversaciones, se te incorporarán esas palabras rápidamente. Si escribes esas nuevas palabras ya las incorporas rápidamente. Y si las usas en conversación, las absorbes más rápido aún.
Y para concluir esta entrada quiero remarcar los beneficios que aportarás a tu estudio regular cuando hables el idioma con frecuencia:

-Cada vez te saldrán las expresiones de manera más natural, sin pensarlas

-A medida que vayas entablando conversaciones con japoneses o estudiantes del idioma, aprenderás muchas expresiones nuevas e incluso cosas que no salen en los libros de japonés.

-Mejorará tu nivel en comprensión auditiva de una manera increíble

-Te motivará para seguir avanzando, y a llegar a esa fluidez que tanto deseas tener

-Harás amigos o compañeros de estudio, ¡y podrás compartir tu progreso con ellos!

 

¿Ya haz hablado en japonés? ¿Como fueron tus primeras conversaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *