Idioma japonés: El anime como recurso de aprendizaje

Muchos estudiantes de japonés tienen un gran interés en la cultura del anime y el manga. De hecho, muchos incursionan en el estudio del idioma gracias a estas series animadas, donde se muestran esos rasgos culturales de Japón tan interesantes que despiertan curiosidad y fascinación.

Sin embargo, al tratarse de series animadas donde algunas veces podemos ver que sus personajes hablan de maneras muy particulares, algunos estudiantes pueden llegar a hacerse la clásica pregunta a la que intentaré contestar brevemente en este artículo; ¿el anime es o no un buen recurso para estudiar japonés?

Para empezar, el anime sirve perfectamente como recurso para complementar el estudio del idioma japonés. De hecho, ver anime en japonés puede ser una buena y entretenida manera de entrenar el oído y mejorar la comprensión auditiva, a la vez siendo un método adicional para aprender nuevo vocabulario y expresiones interesantes que quizás no salen con tanta frecuencia en los manuales de estudio.

Sin embargo, hay algo que debemos tener en cuenta: Muchas veces el japonés del anime puede ser distinto al japonés real.

En algunas series los personajes de anime y manga usan un japonés un tanto extraño, poco natural, francamente bastante alejado de japonés que utilizamos en la conversación cotidiana.

Especialmente en series de ficción del género “Shounen” (少年), muchos personajes suelen hablar de una manera muy particular, haciendo uso de muchas coletillas o expresiones propias que los caracterizan. Es por eso que no es para nada aconsejable imitar la manera en que hablan este tipo de personajes. O al menos no es buena idea hacerlo en una conversación real.

Pero esto no significa que el anime no sirva como recurso para aprender el idioma. ¡Claro que sirve! Todo el contenido en japonés que te interese y que te guste puede ayudarte a aprender más japonés. Lo único que tenemos que tener en cuenta es saber que existe una diferencia entre el japonés real y el japonés de ciencia ficción.

Y esto no pasa solo con el anime, sino con cualquier otro contenido de ficción. Por ejemplo, a mí me gustan las películas sobre samuráis. En estas películas los actores hablan un japonés con expresiones un tanto arcaicas, ya que están caracterizando a personajes del antiguo Japón.

Cuando veo este tipo de películas soy consciente de que no debo usar esas expresiones de guerrero samurái en la vida real, ya que sonaría raro y hasta un tanto gracioso para el interlocutor. 😉

Aun así, cómo es un contenido que despierta mi interés, termino aprendiendo muchas expresiones interesantes, y más allá de que no usen un japonés cotidiano, me sirve para estar en contacto con el idioma. Porque ya sea que hable un personaje de anime, un actor o un presentador de noticias, lo importante es que estamos escuchando japonés.

Es decir que, lo único que tenemos que tener en cuenta es saber que hay un japonés para la vida real y cotidiana, y muchos otros tipos de japonés que se usan distintos ámbitos.

Teniendo en cuenta eso, el anime puede convertirse en un recurso de estudio más que interesante para sumarle actividad al aprendizaje del idioma.

¡Ánimo con el estudio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 ideas sobre “Idioma japonés: El anime como recurso de aprendizaje”