Tsukimi, observando la luna en Japón

A mediados de septiembre y a principios de octubre en Japón se celebra el Tsukimi (月見), una antigua tradición que se viene practicando desde hace más de mil años. Cada año se hace en una fecha distinta, donde la gente se reúne con la familia o amigos para observar la luna y darle la bienvenida al otoño, mientras comen unos ricos dulces y disfrutan de la naturaleza.

Tsukimi – Ilustration by: Irasutoya

Tsukimi significa literalmente “Mirar la luna”, es una tradición originaria de China que llegó a Japón durante el periodo Heian (794-1185), una época en la que estaba surgiendo un florecimiento cultural muy importante en el país.

Al principio esta festividad era practicada por las clases altas, preparando grandes banquetes a modo de ofrenda y recitando poemas mientras observaban la luna.

Pero más tarde en el periodo Edo (1603-1868), esta tradición comenzó a expandirse y poco a poco se volvió una festividad que practicaba toda la gente sin importar su clase social.

Desde la antigüedad, el motivo por el cual se celebra el Tsukimi es nada más ni nada menos que para agradecer por la cosecha de arroz del verano y a la vez festejar la llegada del otoño.

La leyenda del conejo de la luna

Ahora quizás te preguntarás, ¿Por qué se celebra a mediados de septiembre o a principios de octubre? La respuesta es muy sencilla: Porque para esas fechas la posición de la tierra y el sol hacen que la luna se vea más grande y bonita.

Pero por otra parte, tradicionalmente se cree que en estas épocas se puede ver al conejo que vive en la luna. Según la tradición, si miramos la luna con atención notaremos que tiene la silueta de un conejo que está amasando mochi (pasta de arroz) con un mortero y un gran martillo.

El conejo de la luna – Photo by: POHAN CHEN / CC BY

Contemplando la luna

En esta fecha la gente se junta en parques, o cualquier otro lugar que sea abierto y se pueda observar a la luna con claridad. En estos lugares la gente hace ofrendas poniendo dangos (dulces de arroz), frutas, verduras, sake, té verde, castañas, y decoraciones hechas con ramas de susuki y trébol japonés.

Mientras contemplan la luna también comen deliciosos dangos (Tsukimi-dango) y hasta algunas personas aprovechan la atmósfera de calma y gratitud para pedir algún deseo.

Dango – Photo by: Hiroaki Maeda / CC BY-ND

En lo personal es una de mis festividades favoritas, ya que es la primera tradición japonesa que conocí cuando era niño, y por lo tanto una de las primeras cosas que he aprendido sobre Japón.

Es una festividad milenaria con un lindo significado, pero lo mejor de todo es que durante esta fecha la gente puede relajarse y pasar un buen rato junto a su familia y amigos.

¿Qué te parece esta festividad?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “Tsukimi, observando la luna en Japón”