Aprendiendo japonés: La importancia de animarse a hablar

Si estás aprendiendo japonés, lo más que seguro es que quieres es llegar a hablarlo de manera fluída. De hecho, quizás estés estudiando hace un buen tiempo y ya tienes la gramática y el vocabulario necesario para entablar una buena conversación. Sin embargo, hay muchos estudiantes que aún así se paralizan a la hora de conversar con un japonés o incluso con su profesor o compañeros. Si estás estudiando japonés y no estás practicando conversación porque te llenas de timidez e inseguridad, este post es para tí.
Foto: Japanexperterna

La importancia de conversar

Todos pasamos por esto alguna vez, ya sea en menor o mayor medida. Estudiamos japonés, aprendemos mucho vocabulario, expresiones, nos va muy bien con la gramática, pero cuando llega la hora de conversar terminamos titubeando y respondiendo con frases sencillas y sin expresar demasiadas ideas. ¿Te identificas con esto? No te preocupes, es de lo más normal y todo estudiante lo ha padecido alguna vez.

 

Sin embargo, no debemos olvidar lo importante que es practicar conversación con cierta regularidad. El japonés no es nuestro idioma materno, y por lo tanto, si no lo hablamos las habilidades comunicativas nunca mejorarán. Hablar te ayuda a mejorar tu habilidad de competencia en el idioma, desarrollar y elevar más tu nivel y además te ayuda a aprender muchísimas cosas que no salen en los manuales.

 

Ahora que sabes esto te contaré de donde sale frecuentemente ese miedo o dificultad para conversar en otro idioma.

El miedo a equivocarte

Si tienes un cierto nivel de japonés y aún así a la hora de hablarlo te paralizas, es porque quizás estés siendo un poco perfeccionista. Si somos muy perfeccionistas y pretendemos no equivocarnos nunca, lo cierto es que nos terminaremos equivocando el doble. Nos pienses demasiado las frases, e intenta explayarte sin nervios. ¿Y si me equivoco? Mejor aún. En definitiva, solamente aprenderás equivocándote. Como dice el refrán japonés, “Shippai wa seikō haha de aru“: ¡El fracaso es la madre del éxito!

 

Tampoco te compares con otras personas que lograron un japonés más fluído que el tuyo. Ellos seguramente al igual que tí, pasaron por estos miedos alguna vez, y tuvieron que equivocarse mucho.
De hecho, yo comencé a practicar conversación con muy poco vocabulario, cuando llevaba a penas un par de meses estudiando el idioma. Así que como podrás imaginarte, los japoneses hablaban prácticamente solos, y yo no decía más que contestaciones simples como “hai“, “iie”, o intentaba asentir lo que la persona estaba diciendo con alguna frase como “sou desu ne”, y además de eso intentaba armar frases que no eran para nada correctas aunque entendían su significado.

 

Esto aunque parezca incómodo o frustrante, es bueno. Porque te animará a querer aprender más y a poder mejorar tu nivel en conversación para poder comunicarte mejor. Como dije antes, la timidez y la falta de confianza en tu nivel también pueden hacer que aunque sepas bien la gramática, a la hora de la conversación no te salgan las palabras. Pero si eres constante, es algo que se logra. Yo nunca deje de intentarlo, porque realmente quería poder hablar en japonés fluidamente, porque amo este idioma, e incluso hoy en día sigo buscando la manera de mejorar mi nivel de conversación. Y como se que también quieres hablar y poder poner en práctica lo que estudias, voy a destacar algunos tips que me sirvieron a mí para poder expresarme sin miedo y a la vez mejorar mis habilidades de conversación en japonés.

Algunos tips

Practica hablando a solas

Una una buena forma de mejorar tus conversaciones en japonés es practicar hablando a solas, y si es en voz alta mejor aún. Puedes decir una autopresentación, hablar de un tema que te interese, de lo que hiciste en el día, o bien leer algún texto en japonés. También puedes simular una conversación real haciéndote preguntas y respondiéndolas, como si fuera una especie de entrevista.

Mejora tu acento para ganar confianza

Simplemente, copia la forma de hablar de los japoneses. Presta intención a como hablan, ya sea personalmente, en las noticias, en películas, series o cualquier otro medio. Ya sabemos que el japonés prácticamente no tiene acentos, pero si prestamos un poco de atención, podemos notar que tienen su tono especial a la hora de hablar. Copia ese tono e incorpóralo en tus conversaciones. Que no te de vergüenza, al contrario ¡Te elogiaran!,  porque no hay mejor cosa que hablar un idioma de la misma forma que un nativo. Y si recién empiezas a hacer tus intentos en la conversación, mejor aún. Cuanto antes absorbas el acento nativo mejor sonará tu japonés a medida que avanzas en el estudio. Observa la pronunciación de los japoneses y trata de hablar de la misma forma. Con el tiempo te escucharás y te sorprenderás.

Usa expresiones de relleno

Si bien puede que para una autopresentación o para habar de cosas muy básicas y cotidianas te salgan todas las frases naturalmente, ten en cuenta que a veces habrás conversaciones de temas un poco más difíciles o complejos. Cuando hables de esos temas, a veces tendrás que pensar un poco más las frases antes de decirlas. Para darte unos segundos antes de contestar algo puedes usar usar expresiones de relleno como “あのう… えっと…”.  Fíjate también como lo hacen ellos cuando piensan por un momento lo que van a decir. Esto aunque parezca así de simple, puede serte útil para crear un pequeño intervalo antes de contestar alguna pregunta un poco más compleja.

Aprende y repite expresiones y palabras nuevas

Practicar conversación es uno de los mejores métodos para aprender un sinfín de expresiones que a veces no salen en los manuales. Esas expresiones que forman parte del habla cotidiana y que te ayudan a tener un japonés mucho más natural. Cuando escuches una expresión o palabra nueva de este estilo que resulte útil, intenta usarla y repetirla para poder aprenderla y así ir ampliando tu vocabulario.

 

Y estos fueron algunos tips para ir mejorando poco a poco el nivel conversación.

 

¡Ánimo!