Omiyamairi, bautismos en Japón

El Hatsumiyamairi (abreviado como Omiyamairi) es un ritual shintoísta de paso para los recién nacidos en Japón. El ritual se lleva cabo después de un mes del nacimiento del bebé, cuando los padres y familiares cercanos lo llevan al santuario local para agradecer a los dioses por su nacimiento y pedir por la salud del niño. Este acto ceremonial se asemeja al bautismo cristiano.

Durante el ritual, el sacerdote shintoísta está vestido con una túnica y un sombrero puntiagudo, y recita unas oraciones mientras balancea una rama de Sakaki decorada con tiras de papel muy característica de la religión. Mientras recita las oraciones, dice el nombre del bebé y el de sus padres.

Luego de haber recitado las oraciones, los padres del niño y los familiares que los acompañen (generalmente los abuelos del bebé)  se inclinan uno por uno en el altar. Al finalizar el ritual, el sacerdote ofrece a los padres distintos obsequios como pergaminos, amuletos, y palillos bendecidos para cuando llegue el momento de darle la primera comida sólida al bebé.

Para el Omiyamairi, el bebé tiene que estar vestido con unas ropas tradicionales que incluyen un gorro y un babero especial. Los padres y abuelos pueden optar por llevar ropa tradicional o por usar trajes o distintas ropas formales. Estos rituales suelen costar entre 5.000 y 10.000 yenes, y suelen durar unos pocos minutos.

¿Que te ha parecido el Omiyamairi?

Lee también: Okuizome, el ritual del primer alimento

Ilustración: Irasutoya

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “Omiyamairi, bautismos en Japón”