Onbashira Matsuri, el festival más peligroso de Japón

El Onbashira Matsuri es un festival antiguo, peculiar y muy extenso. Se viene realizando desde hace 1200 años en Japón, y tiene lugar en Suwa, prefectura de Nagano. Este evento se celebra cada siete años, y su objetivo es renovar simbólicamente el gran santuario Suwa. Es un festival famoso no solo por su antigüedad y sus interesantes ritos, sino por ser considerado como el festival más peligroso de Japón.

Valientes participantes iniciando el Yamadashi – Foto: Shibainu / CC BY

Este festival es conocido fuera de Japón principalmente por el “Yamadashi”, que significa literalmente “Salir de la montaña”. El Yamadashi es el primer segmento del festival, y para realizar esta práctica utilizan cuatro grandes troncos o pilares de cedro de unas 10 toneladas, que son cosechados y cortados especialmente para esta ocasión.

Varios grupos de personas salen arrastrando estos troncos desde las colinas hasta el río, mientras que miles de espectadores los alientan ante semejante audacia. Los más valientes intentan montarse en los troncos que van deslizándose por la montaña, aunque muy pocos logran mantenerse mucho tiempo arriba sin caerse. La mayoría de los participantes van tirando las cuerdas que están atadas en los extremos de los pilares. Esta ceremonia de deslizar los troncos por la montaña es conocida como “Kiotoshi” (La caída del árbol).

Foto: C1815 vía Wikimedia Commons / Public Domain

El Onbashira Matsuri es un festival extenso. Dura por lo menos 2 meses. Casi siempre se realiza desde abril hasta junio, y se repite cada 7 años.

Un mes después del primer segmento se realiza el “Satobiki”, otra ceremonia de mucha intensidad que consiste en trasladar los cuatro troncos que fueron utilizados para el Yamadashi. Esos mismos troncos con los que muchos participantes se lanzaron por la montaña, son llevados más adelante al santuario Suwa para colocarlos en sus extremos y así cambiar los viejos pilares por los nuevos. De esta manera se renueva o se “repara” simbólicamente el santuario. El festival finaliza con otro ritual llamado “Houdensenzai”.

Una peligrosa tradición

El Onbashira Matsuri es un festival con gran significado religioso, repleto de ritos y tradiciones interesantes que se siguen manteniendo hoy en día intactas. Pero por otra parte, es un evento muy arriesgado para las personas que participan en el. En este festival no puede participar cualquiera, ya que solo quienes mantienen alguna conexión con el santuario tienen el privilegio de formar parte de los distintos rituales que he mencionado más arriba. Aunque yo no sé si le llamaría privilegio, ya que lamentablemente siempre hay heridos, y hasta algún participante que pierde la vida.

Sin lugar a dudas es un festival tan intenso y ceremonioso como arriesgado.

 

¿Que opinas sobre este festival tan particular?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Onbashira Matsuri, el festival más peligroso de Japón”