5 Ideas erróneas que NO te ayudan a aprender japonés

En esta oportunidad quiero contarte sobre aquellas creencias equivocadas relacionadas al aprendizaje del japonés, que a veces pueden llegar a quitarte la motivación que necesitas para alcanzar tus metas en el estudio del idioma. Es por eso que en este post quiero ayudar a desmentir 5 de esas tantas ideas erróneas que no te ayudan a aprender japonés. ¡Allá vamos! 🙂

Foto: JESHOOTS.COM on Unsplash

1- Memorizar Kanji es una misión imposible

¡Falso! Todos sabemos que aprender kanji no es de lo más sencillo debido a la gran cantidad de caracteres que existen y sumándole a esto que en nuestro idioma materno usamos un sistema de escritura completamente diferente. Sin embargo, esto no significa que aprender kanji sea algo imposible. La clave está en el método de estudio. 😉

Existen decenas de libros, manuales y aplicaciones para aprender kanji. Todos estos recursos son excelentes, pero a veces no funcionan para todos los estudiantes. Los adultos aprendemos de una forma muy distinta a la de los niños, y no a todos nos basta con escribir un ideograma repetidamente una y otra vez porque sencillamente nos aburre, y de hecho eso es normal.

Foto: Alessio Ferretti on Unsplash

El kanji no es algo tan complejo de aprender, pero sí solo vamos a repasar listas y escribir un mismo kanji una y otra vez de manera seguida y repetitiva, nunca nos quedará en la memoria. Estudiar con manuales está muy bien y es lo correcto, ya que sirven como guía para saber que kanjis debes aprender, sus lecturas, orden de trazos, significados, etc. Pero además, para aprenderlos mucho mejor necesitamos tomar acción. ¿A que me refiero con esto? ¡A usarlos! ¿Y como los usamos?, la respuesta es sencilla: escribiendo y leyendo. 🙂

Foto: Hiroaki Maeda on Flickr

Teniendo en cuenta la cantidad de kanjis que aprendemos durante nuestros años de estudio, es bueno saber que para memorizarlos mejor no nos bastará con escribir un mismo ideograma una y otra vez sin hacer más. En cambio, es mucho más interesante escribir palabras que contengan el kanji que estamos estudiando y armar oraciones dándole así un uso útil y real, ya que de esa manera le encontraremos sentido a estas letras.

Por ejemplo, si estamos estudiando el kanji de “Aprendizaje” ( ), lo que podemos hacer es buscar palabras que contengan este mismo kanji y escribirlas en un papel. En este caso podrían ser palabras como “escuela” (校), “Universidad” (大) o el verbo “Aprender” (ぶ). De esta manera le damos más sentido al uso del kanji y los recodaremos mejor.

Otra buena técnica para complementar con la anterior es escribir oraciones o textos usando los kanjis que estás aprendiendo. Como te mencioné en otro post, escribir un diario en japonés es otro buen método para poner en práctica los kanjis y darles un uso más cercano y real.

Por otra parte la lectura también es importante: leer páginas web en japonés, libros, artículos, hasta manga sí es que te gusta, y así ir familiarizándote con estos interesantes ideogramas.

Foto: feliperizo.co | heart made on Unsplash

En resumen: estudiar kanji no es algo extremadamente difícil, simplemente hay que buscar que el estudio de estos ideogramas tenga sentido. Darle un uso real a los kanjis: leer, escribir. Disfrutar del apredizaje, y sobre todo hacer que el estudio de estas letras sea ameno y entretenido. 😉

2- Nunca lograré hablar como un nativo

Lo he escuchado decir a muchas personas, pero desde ya te digo que esta creencia es totalmente equivocada, y que lo único que hace es limitar el progreso de los estudiantes. El japonés no es un idioma especialmente difícil de pronunciar, nisiquiera es un idioma tonal como el chino. Obviamente tiene sus sonidos particulares y distintivos del idioma, pero eso no significa que sea imposible de lograr.

Foto: Priscilla Du Preez on Unsplash

Hablar como un nativo, es decir como un japonés, es totalmente posible. Sin embargo no es algo que se logre de un momento para el otro, sino que por el contrario lleva su tiempo, y por lo tanto hay que tener paciencia y entender que esto solo se consigue con la práctica: escuchando, imitando la pronunciación nativa y sobre todo practicando conversación de manera regular.

Presta atención en como hablan los japoneses, la forma en que pronuncian las palabras, los “fillers” o “palabras de relleno” que usan al expresarse, y en definitiva la forma en que entablan una conversación. Sin que te des cuenta es algo que con la práctica poco a poco se logra.

3- No tengo tanto tiempo para estudiar

Esta idea se suele escuchar con frecuencia. La verdad es que no se necesita mucho tiempo para estudiar un idioma. La frecuencia es lo que te ayudará a progresar. No importa si no puedes estudiar una hora entera, con estar en contacto con el idioma unos minutos y de forma frecuente es suficiente para lograr cierto avance en el estudio. Solo por dar un ejemplo, es mucho mejor  estudiar 40 minutos todos los días que estudiar 2 horas 1 vez por semana.

Foto: Lukas Blazek on Unsplash

Si estamos en contacto con el idioma de manera frecuente será mucho más fácil progresar. No necesitamos una gran cantidad de tiempo, sino frecuencia, continuidad. Es por eso que a mis alumnos les recomiendo leer algo en japonés, ver vídeos o practicar conversación al menos unos pocos minutos en los días que no tienen clase. De esta manera es mucho más fácil familiarizarse con el idioma y no perder el contacto.

4- Si no voy a Japón una temporada, no progresaré

¡Totalmente falso! Esta es otra idea muy equivocada. Por supuesto que poder ir a Japón es genial y sin duda estando ahí se puede practicar japonés en todo momento, pero créeme que gracias a la tecnología de hoy en día no necesitas estar en Japón sí o sí para estar en pleno contacto con el idioma.

Foto: Masaaki Komori on Unsplash

Hoy en día gracias a Internet podemos acceder a películas, noticias en vivo, libros, artículos, aplicaciones de intercambio lingüístico para practicar el japonés con hablantes nativos y en definitiva estar en pleno contacto con este idioma que tanto nos gusta, y sin movernos de nuestro país.

No es bueno pensar que ir a Japón es crucial para lograr hablar bien el japonés. De hecho, hay personas que incluso viviendo años allí no hablan un japonés natural. Por lo tanto, no es el hecho de estar en Japón lo que te hará avanzar en el japonés, sino que por el contrario, lo importante es ponerle ánimo al estudio e intentar poco a poco y a tu ritmo lograr los objetivos para progresar en el idioma. 🙂

5- Nunca aprenderé bien el Keigo

Quizás ya sepas lo que es el “Keigo”, pero lo explicaré igualmente para quienes no lo saben. El japonés tiene un “lenguaje honorífico“, o más bien un conjunto de expresiones especiales que usamos para hablarle a alguien a quien debemos tratar con respeto, como un maestro o un cliente.

Usando este lenguaje honorífico hablamos de las acciones de la otra persona de forma muy respetuosa, pero cuando nos referimos a nosotros mismos lo hacemos de forma muy humilde para elevar la posición de nuestro interlocutor. Esto es el “Keigo”, y si, suena muy complicado, pero es una idea errónea pensar que es imposible dominarlo.

Foto: Ben Mullins on Unsplash

El Keigo de buenas a primeras nos puede resultar algo bastante complicado. Lo que sucede es que es algo tan ajeno a nuestra cultura y tan distinto a nuestra manera de hablar respetuosamente en español, que quizás llegamos a pensar que nos será dificil ponerlo en práctica en la conversación real.

Pero si lo pensamos bien, este lenguaje honorífico es solo un conjunto de expresiones, frases hechas y por supuesto distintas reglas gramaticales que se usan según el grado de respeto.

Lo complicado es al principio, porque estás aprendiendo un lenguaje “a parte”, además de muchas expresiones intraducibles al español. Pero como todo en la vida, es cuestión de empezar aprendiendo poco a poco hasta familiarizarnos. 😀

Foto: Lonely Planet on Unsplash

Al igual que te dije que para aprender bien kanji necesitamos darle uso y sentido a dichos ideogramas, para lograr desenvolverte con el keigo se puede que hacer más o menos lo mismo: aprender las reglas básicas, y luego darle sentido a lo aprendido, practicar escribiendo por ejemplo oraciones formales al estilo carta o mail.

No te preocupes si te cuesta aprender a hablar en este lenguaje respetuoso, ya que al principio a todos nos cuesta bastante. A medida que vayas teniendo contacto con el idioma (leyendo, escribiendo y hablando) irás captando poco a poco esas “reglas” de este lenguaje honorífico y notarás con el tiempo que no es tan excesivamente complejo como parece. Por el contrario el keigo es uno de los aspectos más interesantes del idioma japonés.

Foto: Plush Design Studio on Unsplash

Y estas fueron 5 de esas ideas erróneas que no te ayudan a aprender japonés. Como podrás ver no son más que eso, ideas equivocadas que te hacen pensar que el japonés es un idioma extremadamente difícil. Por supuesto que tiene sus tantas dificultades, eso no se puede negar, pero como podrás ver tampoco es un idioma inalcanzable o imposible de dominar.

Todo depende de el ojo con que se mire. 😉

¿Que opinas de esto? ¿Hay alguna otra idea errónea que no te ha ayudado a progresar en el estudio del idioma? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Sí te gustó este post, te invito a leer también: 10 Razones para aprender japonés

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “5 Ideas erróneas que NO te ayudan a aprender japonés”