Ohashi (お箸) Palillos japoneses

Si te gusta la comida japonesa o tienes planes de ir a Japón, este es un tema que seguramente te pueda interesar. Como muchos ya saben, en Japón así como en muchos otros países de Asia se acostumbra a comer con palillos. A estos “palillos” en japonés se les llama “Ohashi”, y son ni más ni menos que los utensilios tradicionales que se usan para comer una gran variedad de platos, ya sean tradicionales o no. Pero además de contarte para que se usan, en esta oportunidad también te quiero mostrar cómo manejarlos correctamente y cuál es la etiqueta que debemos tener en cuenta a la hora de comer con ellos.

Palillos japoneses – Foto de: Tatsuo Yamashita

Los palillos llegaron a Japón en el siglo VIII, por parte de China, que en aquel entonces tenía mucha influencia sobre los países cercanos como Japón y Corea. Los palillos que llegaron de China tenían una terminación redonda, y más tarde los japoneses fueron modificando su forma dándole una terminación puntiaguda, como los conocemos hoy.  Actualmente los palillos son los utensilios habituales en Japón, y se fabrican de muchos materiales, como madera, bambú, metal e incluso de plástico. También hay muchos tipos y variedades que se usan para distintas ocasiones.

Foto de: Charles Haynes

Entre los más comunes están los “Waribashi” (割り箸), que son palillos descartables, muy populares en restaurantes de Japón, e incluso muy comunes en tiendas de sushi del extranjero. Si alguna vez fuiste a algún un restorán japonés de tu ciudad, ya los debes haber usado. Son dos palillos de bambú pegados, que hay que separarlos cuando los sacamos de su envoltorio, y se desechan luego de usarlos. Luego están los que no son descartables, como los Saibashi (菜箸), que son mucho más largos y se usan sólo para cocinar. Y finalmente están los palillos clásicos, que encontramos en cualquier hogar japonés: unos palillos de madera de unos 22 cm de largo que se usan para comer prácticamente de todo, y son los que usan los japoneses en sus casas todos los días.

¿Cómo usarlos?

Usar los palillos japoneses es algo realmente sencillo. Sólo hay que tener en cuenta dos cosas: la primera es que sólo uno de los palillos debe moverse (el de arriba), mientras que el otro debe quedar fijo e inmóvil. La segunda cosa a tener en cuenta es que tienen que estar parejos y terminar en punta, para poder tomar mejor los alimentos. Veamos a continuación este vídeo en donde muestran muy bien cómo sujetarlos.

Etiqueta

Ahora que ya sabes cómo usar correctamente los palillos, sólo te falta conocer un poco sobre la etiqueta y principalmente las cosas que jamás se deben hacer con ellos. Es importante que tengas en cuenta esto a la hora de sentarte a comer con japoneses, ya que quedarás muy bien con ellos.

Foto de: Tamaki Sono

Para empezar, jamás claves los palillos en el arroz. Muchos niños pequeños en Japón lo hacen sin darse cuenta, pero los padres los corrigen rápidamente, ya que hacer esto es de muy mala educación. Los palillos clavados en el tazón de arroz dan una imagen muy similar a los inciensos que usan en los funerales, por lo tanto si haces esto puedes traerles recuerdos muy tristes a las personas con las que estas comiendo. Tampoco se debe pasar comida de unos palillos a otros, porque esa acción también es similar a un ritual ancestral y da cierta incomodidad.

Si quieres hacer una pausa, jamás dejes los palillos sobre la comida, en tal caso mejor déjalos en el hashioki, que es un pequeño utensilio de cerámica para posar los palillos. Tampoco apuntes a las personas con los palillos a la hora de hablar, aunque esto ya lo sabemos muy bien ya que en occidente también es de muy mala educación.

Foto de: Japanexperterna

Recuerda también que no debes pinchar la comida ni cortarla como si estuvieras usando cuchillo y tenedor. La comida japonesa generalmente viene en trozos pequeños para ser tomada con palillos, y por lo tanto no necesitas cortarla de esa manera. En tal caso, si consideras que una pieza es muy grande para llevarla a tu boca, lo que puedes hacer es presionarla con los palillos para dividirla por la mitad. Por último, intenta no lamer los palillos y en la medida de lo posible intenta que hagan el menor contacto posible con tu boca. Aunque no te preocupes demasiado,  porque esto último quizás puede pasar por alto.

Como verás, usar los palillos japoneses no es algo tan complicado como parece, y no te tomará más de unos minutos dominarlos. La etiqueta tampoco es tan complicada, así que sólo practica un poco en casa y comienza a disfrutar de la deliciosa gastronomía japonesa 😉

5 comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *