Hyottoko, un curioso personaje de los festivales japoneses

Hyottoko es quizás uno de los personajes legendarios más llamativos del folclore japonés. Se trata de un ser con un rostro muy peculiar que escupe fuego a través de un tubo de bambú, y por esta característica en algunas partes de Japón lo consideran como un dios del fuego. Mucha gente se pone mascaras de este personaje en festivales tradicionales, y se lo suele representar como un ser alegre y cómico.

Hyottoko – Foto: d’n’c

En muchos festivales de Japón la gente se disfraza de este extraño personaje usando mascaras con su típico rostro que tiene la boca hacia un lado, y bailan todos juntos con ritmos sencillos pero a la vez muy graciosos. Tradicionalmente, el hyottoko es muy amigo de otros personajes legendarios como la dama Otafuku, la diosa de la alegría, y el Kitsune, el zorro de la mitología japonesa.

Foto: Charles Nadeau

En la prefectura de Iwate hay una leyenda que trata sobre el supuesto origen del Hyottoko. Se dice que hace mucho tiempo un abuelo encontró a un niño con un rostro muy extraño, que podía hacer oro con su ombligo. El abuelo se sorprendió mucho por esta habilidad del niño y decidió adoptarlo. Sin embargo, el anciano se fue volviendo muy ambicioso, e hizo que el niño explotara su habilidad, e hiciese la mayor cantidad de oro posible desde su ombligo. Al hacer esto, el niño murió, y el abuelo al sentirse muy culpable y triste decidió homenajearlo fabricando una mascara del niño que luego colgó en su chimenea para recordarlo por siempre.

Foto: @yb_woodstock

Según esta historia, el niño se llamaba “Hyotoku“, y se cree que de ahí en más las mascaras de este personaje se hicieron populares como amuletos de la suerte, aunque muchos no están para nada de acuerdo con esto, ya que  también se cree que el origen de estas mascaras puede venir de unas muy similares llamadas “Usobuki”, que se usan en el teatro cómico japonés.

Más allá de los mitos o leyendas que intentan revelar el origen de este misterioso personaje, para la gente Hyottoko es un ser muy alegre y característico de las festividades de Japón. Tanto así que hasta podemos verlo incluso en obras de teatro kabuki, danzas típicas y todo tipo de celebraciones con aire tradicional.

¿Que te ha parecido este curioso personaje japonés?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *