El manga digital en Japón

Es muy común que todo se vaya digitalizando, un gran caso son los miles de e-books que se leen cada día en el mundo. La comodidad de leer a través de un dispositivo electrónico también a llegado hace ya varios años a la industria del manga. Actualmente en muchos sitios web y tiendas virtuales de manga en Japón, se ofrece este servicio en el que se puede comprar tanto el manga impreso como el manga digital, y obviamente este último es más económico y se descarga tanto en la pc como en cualquier dispositivo en cuestión de segundos. Esto llevó a que las grandes editoriales japonesas de manga se preocuparan mucho, teniendo en cuenta que el manga impreso es el producto más importante para las mismas. Sin embargo, después de unos años y a pesar de todo esto, los japoneses no cambian por nada el sentimiento de leer un buen manga impreso en sus ratos libres.

Flickr foto credit: Jessleecuizon – Licencia Creative Commons

El manga es uno de los grandes orgullos neo-culturales de Japón, y más haya de la digitalización, el manga impreso se sigue vendiendo aún más que el digital. Esto se debe a que si bien el manga digital es económico y no ocupa espacio físico (cosa que es muy conveniente para un japonés), este no posee el olor a tinta de un libro nuevo, no se puede coleccionar en un estante, no se puede palpar con las manos y se debe depender de la electricidad para leerlo, entre muchos otros detalles.

Flickr foto credit: Filmvanalledag – Licencia Creative Commons

Se podría decir que en lo que más beneficia el manga digital es en el ahorro de espacio. Las casas en japón suelen ser bastante pequeñas y hasta las revistas más populares como la Shounen Jump son tiradas a la basura cada mes como si de un periódico se tratara. Esto se debe a la falta de espacio. El Japonés es un gran lector, las librerías pobladas de tomos lo dicen por si mismas. Pero, si tuvieran que coleccionar todo lo que leen, tendrían prácticamente que agrandar sus viviendas, así que ya es más que normal tirar los manga a la basura o abandonarlos en las estaciones. Para un lector occidental esto puede parecer un sacrilegio, pero aunque los japoneses sean grandes lectores como mencioné con anterioridad, no todos disponen de un buen espacio para coleccionar. Así que en esos casos, el manga digital es el más conveniente.

Unas horas antes de escribir este artículo, he hablado muy brevemente con un amigo de Fukuoka, y le saque este tema preguntándole cual de las dos opciones prefería, si la versión impresa o digital, a lo que me contestó; “La verdad es que prefiero la versión impresa, no se compara con leerlo en una pantalla”. Esta respuesta me sorprendió mucho ya que había escuchado respuestas similares a lo largo de la semana hablando con otros amigos de Japón. Muy pocos decían que preferían al manga digital. Me alegre mucho, ya que también soy uno de esos que prefieren disfrutar del libro físico. Incluso en muchas encuestas tanto de occidente como de oriente, por mayoría gana el manga físico. Así que afortunadamente, por lo que se puede ver el manga impreso es tan valorado como siempre a pesar de la existencia de su versión digital. Al parecer el japonés aún prefiere la sensación de leer un buen manga y pasar sus paginas con la mano.

2 comentarios


  1. Muy interesante. Creo que cualquier persona que realmente le gusta leer va a preferir el libro fisico antes que el digital, son dos cosas muy diferentes.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *