10 Curiosidades sobre el Teatro Kabuki

El Kabuki (歌舞伎) es una de las tantas artes tradicionales destacadas de Japón, que hoy en día atrae el interés de muchos extranjeros. Esta forma de teatro se desarrolló a principios del periodo Edo, y aunque su reputación decayó varias veces tras pasar por prohibiciones y padecer las consecuencias de las guerras, siempre ha prosperado hasta solidificarse y obtener la posición cultural y el reconocimiento que tiene hoy en día. A continuación voy a enumerar diez curiosidades de esta clásica forma de teatro japonés.

8724992177_3317dfa4fa_z

Niño con vestimenta típica del Kabuki – Foto de: Lensonjapan

1- Las mujeres solamente en el público

Si bien el Kabuki fue desarrollado por una mujer del Santuario de Izumo (出雲大社), la arraigada tradición dice que las mujeres no pueden actuar en el escenario. Lo que ocurrió es que Ieyasu Tokugawa, (quien gobernaba en aquellas épocas) prohibió la participación de las mujeres en el teatro Kabuki, ya que las mismas ejercían la prostitución y desencadenaron varios escándalos, a la vez de dramatizar la vida cotidiana mediante sus actuaciones. Esta prohibición de Tokugawa, haya sido justa o no, hoy en día forma parte de las tradiciones del teatro y se cumple a rajatabla. 

2- La forma de hablar de los actores

Cuando interpretan las obras de Kabuki, los actores no hablan de la misma forma en que lo hacen fuera de escena. Utilizan un lenguaje antiguo y en algunos casos  muy respetuoso. Esto está muy bien ya que interpretan sucesos de épocas muy antiguas, por ende hablan como si estuvieran en ese pasado. Pero no solo eso, si no que a la vez el estilo del habla que utilizan, la manera en que pronuncian las palabras y sus expresiones típicas hacen que parezca que están usando un dialecto raro. Curiosamente algunos japoneses, por lo general los que no acostumbran a ver obras de este tipo y no están muy familiarizados con tales expresiones, terminan entendiendo a penas el 60% de todo lo que dijeron los actores en el escenario. Esto nos demuestra que ser nativo de un idioma no significa dominarlo por completo y en todos sus matices

3- El ambiente feudal del Kabuki, algo que les encanta a los japoneses

Si estamos el confianza con un japonés y le pedimos que imite un par de sonidos clásicos del Teatro Kabuki seguramente gritará “Yoooooooo!!” o imitará el sonido de los tambores “Toc toc toc toc toc! toc!”. A mucha gente le encanta ver el teatro Kabuki por tener ese ambiente en el que pareces estar metido en una película de Kurosawa. De hecho, en muchos programas de televisión utilizan los sonídos más típicos del kabuki cuando aparecen títulos o pensentan algo. En el Kabuki hay mucho ambiente samurai, y si bien las Hakamas y las Katanas no forman parte del japón actual, a muchos les apasiona sumergirse en esa especie de mundo feudal que ofrece este teatro.

4- Los Onnagata (女方)

Como mencioné al principio, las mujeres no pueden actuar en el teatro Kabuki por la tradiciónal prohibición de Tokugawa. Por ende, los papeles de mujer también son interpretados por hombres. A estos actores que interpretan el papel de mujer se les llama Onnagata, lo cual significa “Forma de mujer”. Un famoso actor de Kabuki que se especializa en esta forma es Bandō Tamasaburo.

5- No es sencillo estar en el escenario

Por más que el interesado en ingresar al mundo del Kabuki sea un japonés apasionado por este arte, no le resulta nada facil ser un actor de la noche a la mañana. Los papeles importantes están disponibles para los actores de alta reputación en el ambiente. Por ejemplo descendientes que llevan el apellido de una familia con renombre en el Kabuki, o actores con gran talento que son adoptados para continuar con el linaje de la casa. Luego están los que no descienden de ninguna familia de actores pero que demostraron crecimiento y perfección tras muchos años de práctica. Obviamente, las casas de Kabuki ofrecen la enseñanza de la forma, pero siempre hay más posibilidad de ingresar mediante la recomendación de la gente de estos ambientes. Hay un dorama japonés llamado Pin to kona, que muestra mucho de este tipo de situaciones.

6- Kuroko (黒子) Los ayudantes “invisibles”

En el trascurso de una obra muchas veces los actores cambian de atuendos o “por arte de magia” sacan un nuevo kimono, ente otras cosas. Para esto necesitan la ayuda de unas personas que les andan tras sus espaldas todo el tiempo. Estas personas son los Kuroko, y se encargan de acomodar los atuendos y manejar los arreglos del escenario en el medio de la actuación. Están vestidos de negro como si fueran ninjas y se la pasan observando el escenario atentamente, fijándose que todo esté ordenado para no interrumpir los movimientos de cada actor. Tradicionalmente, el publico hace de cuenta que no los ve, que son invisibles. Por ende, si algún día ves un hombre negro que camina rápido detrás de los actores ¡Haz de cuenta que no lo viste, y continua disfrutando de la obra!.

7- El Hanamichi (花道)

Los teatros más modestos como el Kabukiza (歌舞伎座) de Tokio, cuentan siempre con un Hanamichi, lo cual significa “Camino de flores”. Es una extención angosta del escenario por donde salen e ingresan los actores de Kabuki. 

8- Los Daikon Yakusha (大根役者)

En el mundo del Kabuki, los actores que hacen una mala interpretación de su papel son apodados por el público como “Daikon” (Rábano) o “Daikon Yakusha” (Actor rábano). El Daikon es un un tipo de rábano muy común en Japón. ¿Por que será que a los malos actores los llaman con el nombre de este vegetal? Quizás porque el Daikon es una verdura exageradamente grande y barata, como la actuación del pobre actor que no logró obtener elogios del público. 

9- Las ceremonias Shūmei (襲名)

Los actores de Kabuki utilizan uno o varios nombres artísticos a lo largo de su carrera. Este cambio de nombres se realiza con una ceremonia llamada Shūmei, y participar en una de ellas significa dar un importante paso en la carrera. Los nombres seleccionados van de acuerdo a la casa que pertenezcan y hasta en el área que se especialicen dentro del arte. Por lo general son nombres que se “heredan” y van pasando de generación en generación, por ejemplo, el caso de Bandō Tamasaburo. Este actor recibió su actual nombre en una de estas ceremonias, por parte de su maestro Bandō Tamasaburo IV. Por ende el pasó a heredar ese mismo nombre y hoy en día es conocido como Bandō Tamasaburo V.  

10- Hyōshigi (拍子木) El instrumento más presente

¿Alguna vez viste a un músico golpeando dos maderas?. Estas “maderas” se llaman Hyōshigi y son instrumentos de percusión muy típicos del teatro. Se utilizan al inicio de la obra, con su clásico ritmo que comienza lento y a cada segundo se vuelve más rápido. Los sonidos del Hyōshigi están muy presentes a lo largo de una obra, especialmente en el momento en el que ingresa un actor o también cuando interpretan las batallas.


Y hasta aquí llega la lista de curiosidades de esta interesante forma de teatro japonés. Espero que les haya gustado, y ya me contarán cual de todas estas curiosidades les llamó más la atención. 

¿Que te ha parecido la lista? ¿Hay alguna curiosidad que ya conocías?

 

Lee también: 10 Curiosidades del teatro Noh

5 comentarios




  1. Los Daikon Yakusha!!! jajajaja. eso me parecio suuuper gracioso. =) muy buen articulo.

    Responder

  2. Excelente. Lo de las mujeres ya lo sabía, pero el resto me sorprendió una tras otra!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *